¿Lista para soltar?

gratiferia-soltar-fluir-desapego-material

Confesalo, ¿cuántas veces deseaste el vestido de tu amiga? ¿cuántas veces soñaste con usar ese tapado de tu mamá que no sale nunca de su armario? Con esta idea quizás puedas volver con ellos a tu casa; si ellas quieren, claro.

Desde chica tengo el hábito de revisar mi armario periódicamente y cada cambio de estación descubro que tengo muchas cosas que llevo meses sin usar. Si vos hiciste la tarea que te dejé hace unos días seguramente también tendrás unas cuantas cosas en una bolsa listas para salir de tu casa.Si no la hiciste podés descubrir como resolver todos tus problemas de armario aquí.

Hacer un intercambio con familiares y amigxs es la mejor forma que se me ocurre de poner nuevamente a circular esos objetos y darles una nueva vida.

A mi la modalidad que me gusta usar es la de gratiferia. Una gratiferia es un espacio de intercambio donde la reciprocidad no es necesaria, es decir, podés traer algo y no llevarte nada o traer nada y llevarte algo. Es sobre todo un espacio para compartir y generar buena energía entre todxs.

No solo podés contribuir con ropa sino con cualquier clase de objetos que ya no uses o de los que te quieras desprender: ropa, accesorios, libros, objetos para el hogar, juegos, artículos de belleza, maquillaje, lo que se te ocurra. La única condición es que esté limpio y en buenas condiciones, pensando que es un regalo, algo que damos a otro con mucho amor.

Una buena práctica es acordar que todo lo que al final del día siga allí será donado. De este modo evitamos volver a casa con todo aquello que habíamos decidido dejar atrás. Además de este modo ayudamos a otrxs.

Las gratiferias son un modo de desafiar a la lógica comercial, crear espacios colaborativos, reducir nuestro impacto ambiental, soltar todo lo que ya no necesitamos, atacar el consumismo, renovar tu armario a coste cero… ¡Son puras ventajas para lxs participantes y el planeta!

La experiencia suele ser muy divertida y una se va con un montón de cosas lindas, nuevas y útiles. No hay que olvidar que la basura de unxs puede ser el tesoro de otrxs.

¿Se animan a esta idea? ¡Yo no puedo esperar para armar la próxima!

Se va la primera…

Una parte de mi siempre ha querido tener un egoblog o dicho de otro modo, un blog donde poder retratar todo lo que me echo encima cada día para salir de casa. Así que en honor a ese pequeño rincón de mi ser voy a incorporar algunos de mis looks a este espacio.

Este es un conjunto ideal para ir a trabajar en esta época del año, cuando el frío comienza y podemos jugar un poquito más con las capas sin quedar todavía sepultadas en una montaña de lana. Paso a describirlo: Los jeans los compré en una feria americana hace un par de años y les hice el ruedo recién la semana pasada asì que están como recién estrenados; la camisa la realizó a medida mi modista (Celeste, sos la mejor); el blazer me lo dio mi madre hacec tiempo luego de haberlo recibido de mi tía y las botas las compré el año pasado en un viaje a Rosario.

Mezclar prendas nuevas con prendas de segunda mano es algo que me encanta y que forma parte de mi estilo. A la vez es uno de mis modos favoritos para escapar del mercado fast fashion y sumar mi granito de arena a la conservación de los recursos.

trabajo relaxDSC_0055