Vivir a crédito

Earth-Overshoot-Day

Si tenés algún amigo ecologista en tus redes sociales a esta altura de la semana ya te habrás enterado que desde el lunes estamos viviendo “en deuda” con el planeta. Según la Red Global de la Huella Ecológica (Global Footprint Network), al 8 de agosto hemos consumido todos los recursos naturales que la Tierra nos podía brindar este año.

De los datos recogidos se desprende que mundialmente estamos consumiendo como si tuviéramos 1,6 planetas cuando obviamente solo tenemos uno. Uno que debemos compartir, uno capaz de brindarnos a todos sus habitantes recursos para una vida digna y feliz.

Al enterarme de esto lo primero que pensé fue ¡qué desastre! pero enseguida me surgió la pregunta ¿qué puedo hacer yo para gastar menos recursos en lo que queda del año y así ahorrarle un poquito de peso a nuestro hogar?

Estas son las ideas que se me ocurrieron por ahora:

  • Ir en bicicleta al trabajo por lo menos un día por semana.
  • Usar el sistema de auto compartido los días en que deba movilizar mi vehículo.
  • Reducir la cantidad de plástico que consumo, especialmente aquel que proviene de la comida procesada.
  • No comprar ningún producto sea indumentario o de higiene/cosmética que no sea necesario.
  • Continuar reciclando pero con el objetivo puesto en reducir incluso aquello que dejo para reciclar.
  • Implementar un día sin carne, tomando conciencia del impacto que tiene la ganadería a gran escala sobre el calentamiento global.
  • Tomar duchas más cortas.
  • No comprar ni masticar chicle: es un acto mínimo que le ahorra 5 años de esfuerzo al medioambiente para degradarlo.
  • Crear un sistema de recolección de agua de lluvia para utilizarla luego en el riego del jardín.

Estas son solo algunas de todas las alternativas que pueden existir y son aquellas que quizás me siento más preparada para emprender.

Y vos ¿qué estás dispuest@ a hacer para achicar la mora con nuestro planeta? ¿Qué otro cambio positivo podría sumar a mi vida diaria?

Anuncios

Recuperemos los océanos un buceo a la vez

Estoy de vacaciones. Hace un año conseguí un pasaje muy barato a Cancún y me dije ¿por qué no?

Pero como estar tirados dos semanas en la playa no nos convencía, con mi compañero decidimos que íbamos a aprovechar este mar increíble para sacarnos el certificado PADI de buceo en aguas abiertas.

Bucear es una experiencia grandiosa que espero que todxs ustedes puedan disfrutar al menos una vez en la vida; es realmente sumergirse en otro mundo.

Como este año me prometí comprometerme con la causa de la sostenibilidad, tras recibir un par de lecciones teóricas online comencé a preguntarme por el impacto que esta actividad podía tener sobre la vida marina. Y descubrí que puede ser muy elevado.

Por suerte me topé con Proyect Aware. Proyect Aware “es un movimiento creciente de buceadores que protegen nuestro mundo oceánico, una inmersión a la vez. Los buceadores de todo el mundo tienen una relación verdaderamente especial con el océano y las criaturas marinas, y pueden desempeñar un papel fundamental en su protección”.

Realizan acciones de concientización y limpieza de los océanos pero lo que me resultó más útil al momento de iniciar mi formación fueron estos consejos:

proyect-aware-consejos-de-buceo

¿Lista para soltar?

gratiferia-soltar-fluir-desapego-material

Confesalo, ¿cuántas veces deseaste el vestido de tu amiga? ¿cuántas veces soñaste con usar ese tapado de tu mamá que no sale nunca de su armario? Con esta idea quizás puedas volver con ellos a tu casa; si ellas quieren, claro.

Desde chica tengo el hábito de revisar mi armario periódicamente y cada cambio de estación descubro que tengo muchas cosas que llevo meses sin usar. Si vos hiciste la tarea que te dejé hace unos días seguramente también tendrás unas cuantas cosas en una bolsa listas para salir de tu casa.Si no la hiciste podés descubrir como resolver todos tus problemas de armario aquí.

Hacer un intercambio con familiares y amigxs es la mejor forma que se me ocurre de poner nuevamente a circular esos objetos y darles una nueva vida.

A mi la modalidad que me gusta usar es la de gratiferia. Una gratiferia es un espacio de intercambio donde la reciprocidad no es necesaria, es decir, podés traer algo y no llevarte nada o traer nada y llevarte algo. Es sobre todo un espacio para compartir y generar buena energía entre todxs.

No solo podés contribuir con ropa sino con cualquier clase de objetos que ya no uses o de los que te quieras desprender: ropa, accesorios, libros, objetos para el hogar, juegos, artículos de belleza, maquillaje, lo que se te ocurra. La única condición es que esté limpio y en buenas condiciones, pensando que es un regalo, algo que damos a otro con mucho amor.

Una buena práctica es acordar que todo lo que al final del día siga allí será donado. De este modo evitamos volver a casa con todo aquello que habíamos decidido dejar atrás. Además de este modo ayudamos a otrxs.

Las gratiferias son un modo de desafiar a la lógica comercial, crear espacios colaborativos, reducir nuestro impacto ambiental, soltar todo lo que ya no necesitamos, atacar el consumismo, renovar tu armario a coste cero… ¡Son puras ventajas para lxs participantes y el planeta!

La experiencia suele ser muy divertida y una se va con un montón de cosas lindas, nuevas y útiles. No hay que olvidar que la basura de unxs puede ser el tesoro de otrxs.

¿Se animan a esta idea? ¡Yo no puedo esperar para armar la próxima!

¿Quién me manda a meterme en estos líos?

sostenibilidad-mi-responsabilidad-cuidar-el-planeta.jpg

Siempre digo que cuando me asumí feminista, tuve que empezar a desarmarme, a rasgar todas aquellas creencias y formas de actuar que había naturalizado durante años y analizarlas a la luz de estas nuevas ideas que comenzaba a adoptar. Fue un proceso doloroso, lento y obviamente inacabado.

Y ahora se me ocurre que ya es tiempo de asumir toda la preocupación por nuestro planeta que llevo arrastrando desde niña  y transformarla en acciones. Creé este blog para registrar mi camino hacia la sostenibilidad (y para sentirme acompañada la verdad). Porque quien te diga que es fácil te miente, es duro, muy duro, pero vale la pena. Seguir leyendo “¿Quién me manda a meterme en estos líos?”

Estás a un “enter” de plantar un árbol

Hoy les traigo una noticia eco que me sorprendió mucho, bueno, tan noticia no es porque funciona desde 2009 pero yo recién me entero así que para mi cuenta como cosa reciente: ¡Existe un buscador con el que podés plantar un árbol por cada pavada que se te ocurre teclear!ecosia

Su nombre es Ecosia, un motor de búsqueda potenciado por Bing y Yahoo que te ayuda a cuidar el planeta mientras navegas por Internet. La ecuación parece fácil, por cada búsqueda que realizás contribuís a plantar un árbol en zonas deforestadas del planeta, todo mientras un dibujito muy mono te va indicando cuántos árboles plantaste gracias a tu vagabundeo electrónico. Seguir leyendo “Estás a un “enter” de plantar un árbol”